Nuevas recetas

El famoso restaurante Urasawa de Beverly Hills enfrenta una demanda

El famoso restaurante Urasawa de Beverly Hills enfrenta una demanda

Urasawa, un restaurante de sushi en Beverly Hills y uno de Los restaurantes más caros de Estados Unidos, se enfrenta a una demanda civil por empleados mal pagados. El mes pasado, el chef Hiroyuki Urasawa, el dueño del restaurante, apeló la multa de $ 55,000 del estado por no pagar horas extras y descansos a cuatro empleados, según Los New York Times. Heriberto Zamora, uno de los empleados, también presentó una demanda civil contra Urasawa por violaciones salariales.

En marzo se corrió la voz sobre la explotación laboral de Urasawa y las violaciones salariales, derivadas del despido de Zamora el pasado mes de junio, después de que pidiera irse a casa nueve horas después de su turno porque tenía gripe. Zamora, un inmigrante de México, pidió ayuda a la Alianza de Trabajadores Inmigrantes de Koreatown (KIWA) después de que fue despedido y no recibió su último cheque de pago, según KIWA presione soltar. Posteriormente, la KIWA celebró una manifestación contra el robo de salarios y las prácticas laborales ilegales de Urasawa el 14 de marzo, y también creó una petición en línea instando al restaurante a pagarle a Zamora y seguir las leyes laborales.

Zamora también presentó una queja ante la División de Cumplimiento de Normas Laborales del Estado de California, y el estado luego multó a Urasawa por violaciones salariales contra los empleados. El estado descubrió que el personal trabaja "10.5 horas al día sin pago de horas extras, descansos o períodos de comida" y que el restaurante no emitió declaraciones salariales detalladas citando horas de trabajo y tasa de pago. "A tres trabajadores se les deben $ 38,585 en salarios no pagados, como horas extras y descansos para comer o descansar, mientras que se emitió una multa de $ 18,500 por no proporcionar declaraciones de deducción salarial y una multa de $ 8,700 por no pagar las horas extras y proporcionar períodos de descanso y comida", según el Comisionado Laboral de California liberación. Zamora solía trabajar casi sesenta horas a la semana por 11,50 dólares la hora, informó The New York Times.

Kevin Kish, director de derechos laborales de Bet Tzedek y abogado de Zamora, dijo que tales violaciones salariales son comunes. “Lo único que es notable en este caso es que la gente podría esperar que pagar tanto significa que a los trabajadores se les paga justamente”, dijo Kish a The New York Times.

Aunque Urasawa ha cobrado $ 1,111 por una comida, parece que los empleados no se están beneficiando del éxito del restaurante.


Las 12 comidas más caras del mundo

La próxima vez que se queje de una Coca-Cola Light de $ 7 en un restaurante o de la temida ensalada César de $ 25, considere esto: podría ser mucho peor. No es solo que algunos restaurantes crean platos extravagantes para llamar la atención (como un helado de $ 1,000 o una "Douche Burger" de $ 666), sino que ahora hay innumerables menús de precio fijo en todo el mundo que requieren una segunda hipoteca. Independientemente de cuán de otro mundo sean estas comidas, aquí hay algunas facturas con las que probablemente se ahogue.

Inaugurado en 2014 por el chef Paco Roncero, galardonado con una estrella Michelin, Sublimotion está ubicado en el Hard Rock Hotel en Ibiza y cuesta la asombrosa cantidad de € 1700 (o un poco más de $ 1,800) por persona por el privilegio gastronómico de cenar allí. (El precio ha vuelto a bajar a la tierra en los últimos años gracias a la fortaleza del dólar). Cada asiento en Sublimotion, o "espectáculo", como lo llaman, tiene capacidad para 12 comensales y cuenta con un menú de degustación de entre 15 y 20 personas. cursos. Y es un festín para los sentidos: combina comida, arte y tecnología durante una comida que dura aproximadamente tres horas. Dejando a un lado el costo estratosférico, las críticas han sido bastante buenas.

En 2011, cuando Masa costaba apenas 450 dólares por persona, New York Times El crítico de restaurantes Sam Sifton preguntó: "¿Vale la pena?" (No exactamente, concluyó). Cinco años después, el menú de precio fijo en el alto templo del sushi del chef Masa Tamayaka ahora es de $ 595 por persona, sin incluir bebidas ni impuestos. La única ventaja del alto precio de la cena es que, a partir del 1 de marzo, Masa ya no acepta propinas.

Cortesía de Guy Savoy Monnaie de Paris

Cuando un chef con tres estrellas Michelin nombra a su restaurante Monnaie de Paris (en honor a la casa de la moneda francesa que ahora es su hogar), sabes que te costará dinero. En 2015, Guy Savoy trasladó su exclusivo restaurante parisino al emblemático edificio del siglo XVIII en el sexto distrito, con ventanas que dan al Louvre y al Pont Neuf. Y aunque los comensales pueden ir a la carta y gastar alrededor de $ 250 por persona en la cena, esa no es la razón por la que vas a un restaurante de tres estrellas, ¿verdad? El restaurante ofrece varias opciones de precio fijo, pero el ne plus ultra es un menú de "Innovaciones e inspiraciones" de 18 platos que incluye langosta asada y sopa de alcachofas con trufa negra. ¿El costo? 490 € (o alrededor de $ 525). Pero para aquellos que quieran gastar un poco menos, el restaurante Guy Savoy en el Caesars Palace ofrece un menú de inspiración para la innovación por $ 375 que incluye una vista de la Torre Eiffel, en el Strip de Las Vegas.

El chef Kunio Tokuoka dirige el puesto avanzado de Kioto de Kitcho (conocido como Arashiyama) como parte de su derecho de nacimiento; tanto su padre como su abuelo fueron los chefs aquí antes que él. Hay varios menús de precio fijo para elegir, pero el más caro cuesta 54.000 yenes (o 475 dólares) por persona. Es una comida de al menos 10 platos, que incluye dos secciones de sashimi separadas, así como platos a la parrilla y al vapor. Y para aquellos que son comedores aún más aventureros, Kitcho tiene un omakase que tiene un precio de mercado, sin duda más alto.

Los comensales y los filósofos pueden debatir sobre el huevo y la gallina todo lo que quieran, pero esto es cierto: mucho antes de que existiera Sublimotion en Ibiza, había Ultraviolet en Shanghai. Creado por el chef francés Paul Pairet en 2012 (a partir de un concepto en el que había estado trabajando desde 1996), Ultraviolet es una experiencia gastronómica multisensorial que incluye un espectáculo de luces, música temática del curso y los nombres de los comensales proyectados sobre la mesa. (Todo lo cual se sirve en Sublimotion.) La principal diferencia entre los dos restaurantes, que ofrecen comidas de 20 platos, es que el precio fijo de Ultraviolet cuesta considerablemente menos: 3000 RMB por persona (o alrededor de $ 450).

Chef Joël Robuchon en la ceremonia de entrega de premios Grand Vermeil 2016, premiando a los mejores chefs de París. . [+] (FRANCOIS GUILLOT / AFP / Getty Images)

Las Vegas no se aleja exactamente del exceso, por lo que $ 425 por el menú de degustación en Joël Robuchon en el MGM Grand no es particularmente impactante. Por ese precio, los comensales pueden elegir entre muchos platos pequeños, que incluyen codorniz caramelizada, foie gras de pato braseado y mollejas. Y seamos sinceros, unas buenas manos de blackjack pueden pagar la cena.

Cortesía de Alain Ducasse au Plaza Athénée

En febrero, Alain Ducasse recuperó las codiciadas tres estrellas Michelin para su restaurante en la Plaza Athénée de París, que reabrió en 2014. Pero la buena mesa tiene un precio. El menú de precio fijo "Jardin-Marin", que incluye tres medios platos, queso y postre, pero no bebidas, cuesta 390 € (aproximadamente 425 dólares). El restaurante de Ducasse en Le Meurice en París ofrece su propio pre-fijo por la misma cantidad. Y para aquellos con un presupuesto limitado, ambos restaurantes ofrecen un menú moins cher $225.

(Foto de Maurice ROUGEMONT / Gamma-Rapho a través de Getty Images)

El chef Alain Passard recibió tres estrellas Michelin por primera vez en 1996 por L'Arpège en el VII Distrito de París. Veinte años después, Michelin todavía es digno de tres estrellas en la galaxia Michelin. El menú de degustación del premio Passard, que incluye el legendario "huevo frío-caliente" del restaurante, cuesta 370 € (o 400 dólares). Pero para aquellos que quieran probar el precio fijo vegetariano, por el que Passard también es famoso, el precio es de $ 315 más sencillos.

(Fotografía: Creative Commons / Flicker / Case Simmons)

Teniendo en cuenta que el chef Hiro Urasawa se formó con Masa Tamayaka, no es de extrañar que su restaurante epónimo de Los Ángeles sea considerado la versión de la costa oeste del Masa de Nueva York. Pero mientras Masa cobra $ 595 por su lujoso omakase, Urasawa cuesta solo $ 395 (bebidas no incluidas) por su versión de 30 platos. Y conseguir una reserva puede que no sea fácil: el restaurante Rodeo Drive solo tiene 10 asientos.

Anne-Sophie Pic de Maison Pic en Francia. (FRANCK FIFE / AFP / GettyImages)

En 2007, Anne-Sophie Pic se convirtió en la cuarta mujer del mundo en ganar tres estrellas Michelin por su cocina en Maison Pic en Valence, Francia. Aunque no tiene una formación formal, Pic, de 46 años, proviene de una línea legendaria de chefs: tanto su padre, Jacques, como su abuelo, André, obtuvieron tres estrellas por Maison Pic. Tal pedigrí culinario no es barato (una cena preestablecida en Maison Pic cuesta € 320 (o $ 350), pero al menos puede pasar un fin de semana con ella: el restaurante es parte del hotel Relais & amp Chateau del mismo nombre .

Un plato en Per Se. (Foto de Rob Kim / Getty Images para Starwood Preferred Guest)

Cuando Thomas Keller's Per Se abrió en 2004, el precio de una cena de precio fijo de nueve platos era de 150 dólares. Hoy, ese número es de $ 325 por persona (servicio incluido). Pero de acuerdo con un malvado malvado New York Times revisión de Pete Wells a principios de este año, no vale la pena ni el tiempo ni el dinero. Como escribió Wells, "Per Se se encuentra entre las peores ofertas de alimentos en Nueva York". Para aquellos que todavía quieren derrochar en la cocina de Keller, siempre está su French Laundry en el norte de California, donde el precio fijo es de solo $ 310.

Cortesía de Chef's Table en Brooklyn Fare

Este restaurante de 18 asientos es una de las mesas más difíciles de reservar en Nueva York. ¿Por qué? Siendo el único restaurante con tres estrellas Michelin en Brooklyn, para empezar. Pero principalmente es el menú de degustación de 15 platos del chef César Ramirez, que cambia a diario y está inspirado en la cocina japonesa y francesa. También hay una impresionante bodega de 3.000 botellas. El precio por cenar allí: 306 dólares. Pero al menos el restaurante es parte del nuevo movimiento de no dar propinas, lo que significa que cuando termine de cenar en Brooklyn Fare, todavía tendrá la tarifa del metro.


Los planes de la arena deportiva ponen a algunos al límite

La señora Cruz, de 34 años, cuya casa se encuentra en el camino de un estadio propuesto de $ 223 millones para los Nets, no desea sacrificar la casa donde nació por un bien cívico mayor. Tampoco los otros 300 residentes de East Ward cuyas casas han sido designadas & # x27 & # x27 deterioradas & # x27 & # x27 por una ciudad desesperada por el complejo deportivo de 40 acres. & # x27 & # x27 Que encuentren otra manera de mejorar Newark sin hacernos daño, & # x27 & # x27, dijo la Sra. Cruz.

Se pueden escuchar sentimientos similares a 10 millas de distancia en Hoboken, donde el principal propietario de los Devils, John McMullen, prevé un nuevo hogar para su equipo de hockey. McMullen dijo la semana pasada que quiere construir un estadio de 18,500 asientos, dos niveles de tiendas y una sala de cine de 20 pantallas en una plataforma sobre las vías del tren, con vista al bajo Manhattan.

Pero las representaciones de alta tecnología y el argumento de venta de McMullen & # x27 han ganado pocos seguidores en Hoboken, una antigua ciudad costera de 30.000 habitantes que ha visto crecer su fortuna en los últimos años.

& # x27 & # x27¿Está loco o qué? & # x27 & # x27 preguntó Charlie Raso, de 71 años, un camionero jubilado que ha pasado toda su vida en Hoboken. Al igual que muchos residentes, Raso dice que la ciudad ya está sufriendo demasiado de algo bueno: demasiados bares, muy poco estacionamiento, precios de bienes raíces en alza y tantas caras nuevas que él y su esposa se sienten como extranjeros cuando caminan. Washington Street. & # x27 & # x27 Necesitamos esta cosa como yo necesito un agujero en mi cabeza, & # x27 & # x27, dijo.

Ambas propuestas enfrentan una competencia desalentadora de la Autoridad de Deportes y Exposiciones de Nueva Jersey, que quiere construir un reemplazo de $ 212 millones para el estadio de Continental Airlines en Meadowlands, que es el hogar de los Devils, los Nets, los Giants, los Jets y el fútbol MetroStars. equipo. Debido a que las tres propuestas requerirían mejoras de infraestructura financiadas con fondos públicos, los funcionarios estatales dicen que solo se construirá uno de los estadios.

Por ahora, los patrocinadores de cada plan están tratando de ganarse el apoyo del público y, en última instancia, de la gobernadora Christine Todd Whitman. Entonces, cuando la Sra. Cruz y un grupo de sus vecinos realizaron una conferencia de prensa el jueves para anunciar una demanda contra la ciudad de Newark, el alcalde Sharpe James no pudo contener su furia.

& # x27 & # x27No dignificaremos a las personas descontentas que están en contra de todo y por nada & # x27 & # x27, dijo el alcalde en un escueto comunicado. El concejal del barrio, Augusto Amador, fue solo un poco más comprensivo. & # x27 & # x27 Seguro que estoy & # x27m preocupado por el impacto en las vidas de los afectados, & # x27 & # x27, dijo, & # x27 & # x27, pero este es un sueño único en la vida, una oportunidad que no debería ser desperdiciado. & # x27 & # x27

El desarrollo propuesto para deportes, comercio minorista y entretenimiento en Newark incluiría dos estadios, uno para los Nets y otro para MetroStars y requeriría la limpieza de 20 cuadras, dicen los funcionarios de la ciudad. Eso fue una sorpresa para las personas que viven en ese vecindario arenoso de almacenes, casas con paredes de vinilo y estacionamientos. A un corto paseo de la estación de Pennsylvania, el grupo de oficinas del centro de Newark y la sección fuertemente portuguesa de Ironbound, el vecindario no tiene nombre oficial y, hasta ahora, no tiene influencia política o económica. & # x27 & # x27Esto no es Beverly Hills, pero & # x27 no está tan deteriorado como quieren que la gente crea, & # x27 & # x27, dijo la Sra. Cruz.

Unos días antes de Navidad, se envió una carta a los residentes diciendo que el área estaba & # x27 & # x27en necesidad de remodelación & # x27 & # x27. En dos semanas, el Consejo, con un voto en contra, había designado el área arruinada. Solo a un residente, Hal Laessig, se le permitió hablar en la audiencia pública, y dice que fue interrumpido después de tres minutos. & # x27 & # x27 Todo esto se nos tragó en la garganta & # x27 & # x27, dijo el Sr. Laessig, un arquitecto que, con su esposa, dirige un centro de arte sin fines de lucro en Liberty Street. & # x27 & # x27 Solo desean que desaparezcamos. & # x27 & # x27

Los residentes del vecindario dicen que han resistido durante tres décadas de agitación social en Newark: los disturbios, el tráfico de drogas, los atracos y los robos de autos.

& # x27 & # x27 Todos mis amigos que se mudaron a los suburbios dicen que estoy loco por quedarme en Newark, & # x27 & # x27, dijo Theressa Silva, de 67 años, quien ha vivido en Columbia Street durante 49 años. & # x27 & # x27Pero esta es la casa donde mi padre hacía vino, el lugar donde están mis raíces. & # x27 & # x27

La Sra. Silva, quien se mudó aquí desde España con su familia cuando era adolescente, objeta la sugerencia oficial de que su vecindario es un desastre. En la última década, dicen los residentes, han ahuyentado a los traficantes de drogas y a los ladrones de autos, han convertido las antiguas casas deficientes en casas elegantes y han hecho las calles más seguras para los artistas que, huyendo de los alquileres de Manhattan, se instalaron en fábricas que alguna vez estuvieron abandonadas.

El alcalde James quedó tan impresionado que le dio al Sr. Laessig y a sus vecinos un premio por servicio comunitario hace dos años y los invitó a compartir el escenario durante su discurso sobre el estado de la ciudad.

& # x27 & # x27 Solía ​​amarnos, & # x27 & # x27, dijo el Sr. Laessig. & # x27 & # x27Ahora nos odia. & # x27 & # x27

Los desarrolladores del proyecto & # x27s pueden resultar más comprensivos. Michael Rowe, presidente de los Nets, dijo que su equipo no tiene interés en destruir ninguna comunidad. & # x27 & # x27La única razón por la que queremos ir a Newark es para ayudar a la gente, no para enviarlos a empacar, & # x27 & # x27, dijo.

La mayoría de los residentes, líderes empresariales y funcionarios electos de Newark respaldan incondicionalmente el proyecto, que ofrecería una prueba inconfundible del renacimiento de la ciudad. Una vez que fue un ejemplo de la decadencia del centro de la ciudad, Newark finalmente puede usar la palabra & # x27 & # x27renaissance & # x27 & # x27 sin provocar la risa. El año pasado abrió el New Jersey Performing Arts Center de $ 180 millones, y el mercado inmobiliario, antes moribundo, está dando señales de vida.

Si la filantropía está atrayendo a los Nets a Newark, las ganancias están detrás de la decisión de los Devils de abandonar Meadowlands por Hoboken. McMullen se ha quejado durante mucho tiempo de que el estadio Continental tiene muy pocos de los palcos de lujo que codician los dueños de equipos. El estadio propuesto en Hoboken tendría 100 suites corporativas, en comparación con 29, e incluiría 3,000 asientos en un club privado con vista al World Trade Center. El precio total: 350 millones de dólares.

Al elegir Hoboken, el Sr. McMullen espera atraer a más neoyorquinos, que podrían llegar al estadio en el tren PATH. Hoboken también es un centro para los trenes de tránsito de Nueva Jersey que sirven a una gran franja del estado. Meadowlands, en un pantano drenado en Secaucus, no tiene enlaces ferroviarios.

El escenario propuesto no desplazaría ni a los residentes ni a las empresas, pero encontrar personas a las que les guste la idea no es fácil. Incluso el alcalde de Hoboken & # x27s, Anthony Russo, recibió la propuesta con elogios cuidadosamente medidos. & # x27 & # x27Le costaría muy poco a los contribuyentes y habría todo tipo de comodidades, pero tendremos que ver cómo va a afectar nuestra calidad de vida, & # x27 & # x27, dijo.

Una de sus mayores preocupaciones es la conexión de la autopista propuesta. Hasta ahora, se han destinado $ 20 millones en fondos federales de transporte, aproximadamente una quinta parte del costo total, dijo Russo. & # x27 & # x27Sin la infraestructura, no & # x27t se vería tan bien. & # x27 & # x27

Pero la mayoría de los grupos de defensa de la ciudad se oponen al estadio, incluso si se construye una carretera. Con solo un puñado de caminos de acceso, dicen, esta ciudad de una milla cuadrada se vería rápidamente abrumada por el tráfico antes y después de los eventos deportivos. & # x27 & # x27 Tal como están las cosas, no puede & # x27t encontrar estacionamiento si su vida dependiera de ello & # x27 & # x27, dijo Ronald Hines, presidente de la Coalición por una Mejor Costanera, que ha luchado por controles de desarrollo más estrictos.

En los últimos dos años, los funcionarios de la ciudad han aprobado 3.000 apartamentos que aumentarían el parque de viviendas en un 20 por ciento. Esos números asustan a los veteranos como Beverly Hans, quien dijo que se mudó a Hoboken en 1966 para escapar de la congestión de Nueva York.

& # x27 & # x27 Me gustaba Hoboken cuando se estaba cayendo a pedazos, cuando la gente se avergonzaba de decir que eran de aquí & # x27 & # x27, dijo la Sra. Hans, de 59 años, mientras atendía a los clientes en la cafetería Landmark Coffee en Hudson Street. & # x27 & # x27Cuando todos estos nuevos edificios se llenen, & # x27 será miserable. & # x27 & # x27

Los precios inmobiliarios han alcanzado niveles récord a medida que más y más refugiados de Manhattan cruzan el Hudson. Los dueños de las tiendas a lo largo de Washington Street dicen que el negocio nunca ha sido mejor, y en las noches de fin de semana, las aceras están llenas de clientes de la ciudad y más de 100 establecimientos de bebidas.

Liz Sterling, cuyo restaurante y pub, Oddfellows, se encuentra frente al estadio, sonrió al imaginar el enamoramiento de la juerga posterior al juego. Pero luego se detuvo. & # x27 & # x27 Oh, sí, pero el estacionamiento sería infernal, & # x27 & # x27, dijo.

Dean Ryan, de 33 años, que estaba atendiendo el restaurante y el bar, estuvo de acuerdo y dijo que le molesta pagar $ 100 al mes por un espacio de estacionamiento. Y luego, continuó, hay aspectos preciados de la vida de un pueblo pequeño que son más difíciles de cuantificar.

& # x27 & # x27Lo que me gusta de Hoboken es que puedes contar los vagabundos con las dos manos, y reconoces todas sus caras, & # x27 & # x27, dijo. & # x27 & # x27 No & # x27t quisiera que eso cambiara. & # x27 & # x27


Una preocupación habitual de que el estiramiento facial de la palma de la mano pueda causar arrugas

Hasta que vio la palabra "estiramiento facial" en la carta, Herbert E. Nass no había pensado que alguna vez necesitaría uno.

La carta era del Palm, el restaurante de carnes en 837 Second Avenue en Manhattan donde están pintadas en las paredes caricaturas, en su mayoría rostros de personas que eran VIP cuando los verdaderos "Mad Men" llenaban las cabinas para almuerzos de tres martinis. El Sr. Nass fue agregado a esta galería de cápsulas del tiempo un poco más tarde, después de que se publicara su libro "Las voluntades de los ricos y famosos: un vistazo fascinante al legado de las celebridades" en 2000. Su caricatura mira a través de la habitación hacia J. Edgar Hoover y está en la planta baja de George HW Bush (pintado en la década de 1970, cuando era el embajador de Estados Unidos en las Naciones Unidas) y el presentador de programas de televisión Bill Cullen. Otro está firmado por el artista LeRoy Neiman.

La carta decía que el Palm cerraría el lunes para su "primer gran 'lavado de cara' desde que John Ganzi y Pio Bozzi abrieron las puertas en 1926". Como se señala en la carta, eso no fue hace 90 años. Palm Too, al otro lado de la calle en 840 Second Avenue, permanecerá abierto después de que Palm cierre por renovaciones.

La palma solía ser muchas cosas. Solía ​​ser un restaurante de cuatro estrellas, a fines de la década de 1970 y principios de la de 1980. Solía ​​ser un lugar frecuentado por los medios de comunicación que seguramente se volvieron más pesados ​​allí en los días en que King Features Syndicate y The Daily News tenían sus oficinas cerca.

A lo largo de los años, a medida que Palm perdió todas sus estrellas menos una y el vecindario perdió King Features Syndicate y The Daily News, las caricaturas se convirtieron en reliquias. Como las famosas imágenes prehistóricas de las cuevas de la región de Dordoña en Francia, fueron pintadas directamente en las paredes. Eso distingue al Palm de, digamos, Sardi's, el restaurante del distrito de los teatros donde las paredes están llenas de retratos de celebridades. Esas imágenes están en marcos que se pueden eliminar cuando los rostros ya no sean famosos.

A Nass le preocupaba que en el cambio de imagen de Palm, su imagen fuera pintada y borrada. "Lo último que me gustaría es que esto sea una Penn Station, donde entran con martillos neumáticos", dijo, refiriéndose a la obra maestra arquitectónica de McKim, Mead & amp White que fue demolida en la década de 1960.

El retrato de Nass no es el único tema de discusión entre los habituales del Palm. También está el asunto de su club de comensales frecuentes.

Palm no lo llama así, por supuesto. Pero así como las aerolíneas y los hoteles recompensan la lealtad de los clientes con puntos que pueden canjearse por viajes o suites, Palm ofrece créditos a quienes se inscriben en su 837 Club y pagan una tarifa de $ 25.

"Ganarás un punto del club por cada dólar que gastes", decía un folleto que prometía una "langosta de cumpleaños" de tres libras para aquellos cuyas pestañas totalizaran al menos $ 1,000 en los 12 meses anteriores a su cumpleaños. El folleto detallaba otras posibles recompensas, incluidas "compras lujosas con tarjetas de regalo para Tiffany & amp Company".

Pero James J. Reilly, un cliente desde hace mucho tiempo, estaba molesto porque Palm endureció las reglas en 2008 sin avisar con anticipación de los cambios. Dijo que el asador aumentó la cantidad de puntos necesarios para un crédito de $ 150 a 2,000, de 1,500.

El Sr. Reilly, un ex oficial de policía de la ciudad de Nueva York que ahora trabaja para un banco de inversión y se llama a sí mismo un "entusiasta de la comida", presentó una demanda en la Corte Suprema del Estado en Manhattan. En los documentos judiciales, dijeron sus abogados, los cambios habían "enriquecido injustamente" a los propietarios de Palm.

Uno de sus abogados, Philip A. Tortoreti, dijo que lo que sucedió a continuación fue inusual. "Tan pronto como presentamos la demanda", dijo Tortoreti, "nos contactaron y dijeron: 'No estamos de acuerdo en que hayamos hecho algo mal, pero queremos que nuestros clientes hagan lo correcto'".

Tortoreti dijo que la última vez que comió en Palm o Palm Too probablemente fue con Reilly y probablemente en Palm Too. "Creo que la comida es excelente", dijo Tortoreti. "No tengo nada malo que decir sobre el restaurante".

Tomó cinco años, dijo Tortoreti, pero él y los abogados de Palm llegaron a un acuerdo que cubría a 14.000 clientes en el 837 Club. Pueden recuperar puntos en sus cuentas; por ejemplo, a alguien que haya cobrado 1,000 puntos por un certificado de regalo de $ 75 se le acreditarán 250 puntos en virtud del acuerdo. El juez Shlomo S. Hagler celebrará una audiencia el próximo mes para decidir si lo aprueba. Una portavoz del restaurante, Kathy Turley, se negó a comentar sobre el caso o el acuerdo.

Da la casualidad de que el Sr. Nass es miembro del 837 Club. Dijo que recibiría 1.500 puntos si el juez Hagler aprobaba el acuerdo. Pero fue su retrato el que dominó la conversación mientras se sentaba en su puesto favorito en el Palm el mes pasado.

El retrato "me hizo sentir especial", dijo durante el almuerzo. “Fue una insignia de prestigio en Nueva York tener tu caricatura en la pared del Palm. La gente se reunía conmigo y me llamaba la atención: 'Vi tu caricatura en la pared del Palm' ”. Con el paso de los años, resultó ser halagador en otros aspectos. "Me hizo ver más delgada". él dijo. “También más joven”, dijo Nass, de 55 años.

El Sr. Nass, cuya caricatura está justo encima de una partición que separa la barra de, naturalmente, su puesto favorito, dijo que los camareros le habían dicho que el área alrededor de la barra sería ampliada. La Sra. Turley, la portavoz de Palm, confirmó que tal expansión estaba de hecho en la mesa de dibujo, diciendo: "Esa barra sólo puede soportar dos taburetes".

El resto del proyecto involucrará principalmente trabajo estructural en partes del edificio de cinco pisos de Palm que están fuera del alcance de los clientes, dijo, pero algunas de las caricaturas podrían tener que ser movidas. "Nada de eso ha sido finalizado", dijo Turley, y agregó: "La obra de arte es tanto los huesos del edificio como la estructura del edificio". Ella dijo que Palm traería artistas para hacer las reparaciones necesarias.

The Palm cerró su ubicación en West Hollywood y abrió un nuevo restaurante en Beverly Hills el año pasado, y como pronto descubrieron las estrellas de taquilla y los magnates del cine, las caricaturas del antiguo lugar no se habían movido. Bruce B. Bozzi Jr., vicepresidente ejecutivo de Palm Restaurant Group, dijo en ese momento: "El retorcimiento de manos por las caricaturas me ha quitado años de vida".

Entonces, la pregunta en la mente del Sr. Nass es: ¿Se agrietará o astillará el yeso detrás de su cara cuando se retire la partición de la barra?

"Es casi como un muñeco vudú", dijo. “¿Qué pasa si me aniquilan la cara? ¿Mi cara real se va a romper?


& # 8216Botched & # 8217 La estrella Dr. Paul Nassif revela si culpa a & # 8216RHOBH & # 8217 por el divorcio de Adrienne Maloof

La televisión de realidad es la razón detrás de muchos divorcios de celebridades. Sin embargo, Paul Nassif dice que & # 8217s no es el caso de su matrimonio anterior con su ex, Adrienne Maloof, un alumno de Las verdaderas amas de casa de Beverly Hills. El famoso cirujano plástico, de 57 años, explicó que su matrimonio con Adrienne, de 58, ya tenía fallas a pesar de que el programa hizo que las cosas fueran un poco más controvertidas.

& # 8220Si ya tienes algunas grietas, quizás las haga un poco más profundas. & mdash Esa podría ser la forma de verlo, & # 8221 le dijo HollywoodLife durante una reciente entrevista exclusiva promocionando la temporada 6 de Chapucero transmitido el lunes por la noche a las 10 pm en E !. Y lo mismo ocurre con la crianza conjunta de sus tres hijos, Gavin, Gemelos de 16 y 13 años cristiano y Colin.

& # 8220Creo que la paternidad compartida no tiene nada que ver con estar dentro o fuera del programa [RHOBH], & # 8221 el Dr. Nassif admitió, explicando, & # 8220, solo tiene que ver con escuchar a sus hijos. Es lo más importante de tu vida. Y somos dos personas maduras y reconocemos que, como, oye, estos son nuestros hijos. Tenemos una oportunidad. & # 8217 Entonces, esto es lo que & # 8217 estamos tratando de hacer lo mejor que podemos. & # 8221

A pesar de tener un enfoque positivo de la crianza compartida después de su separación, ha sido un trabajo en progreso a lo largo de los años.

& # 8220 El comienzo fue duro. Tuvimos conflictos al principio, y todos lo sabían. Pero, después de discutirlo y ser maduros, ambos lo abordamos por igual, y eso & # 8217 es más importante para nosotros que cualquier otra cosa & # 8221 Paul explicó. & # 8220 Solo asegurándonos de que los niños estén sanos mentalmente, obviamente físicamente, pero mentalmente desde nuestro punto de vista. & # 8221

El Dr. Nassif continuó describiendo lo bien que sus hijos y los de Adrienne & # 8217 se han adaptado a la separación de su tiempo entre cada uno de sus hogares.

& # 8220 Disfrutan de las dos casas. Es como unas pequeñas vacaciones, un poco de esto, un poco de aquello. Y creo que resultó fantástico, y tienes dos hogares felices y ellos aman a Brittany [Pattakos] y ella los cuida. Es divertido, ella es una madrastra, ¡guau! Así que todo eso & # 8217 está muy bien & # 8221, explicó.

En cuanto a si Paul alguna vez se uniría RHOBH de nuevo, ¿esta vez con Brittany? & mdash & # 8220No! & # 8221

& # 8220Viste lo que le pasó a mi vida, así que no & # 8217t necesitamos más controversias & # 8221, admitió. & # 8220Así que & # 8217 es lo último & # 8230 Necesito estabilidad y no ese tipo de cosas. & # 8221

Paul notó que ya ni siquiera ve el programa, a pesar de mantenerse en contacto con Lisa Vanderpump y Kyle Richards junto con su marido, Mauricio.

Paul se casó con Brittany, una especialista en esculturas geniales, en Santorini el 6 de octubre, solo unos meses después de que le propusiera matrimonio en junio. Se entusiasmó con su & # 8220soulmate, & # 8221, quien dijo que le ha dado todo lo que necesita en una pareja.

& # 8220 Sin embargo, lo más importante de Brittany, para mí, que probablemente necesitaba mucho en mi vida, era alguien que me cuidara & # 8221 Paul. & # 8220Bueno, ella es un montón de cosas geniales, pero esa & # 8217 es una de las cosas que realmente me atrajo de ella. Ella me cuida. & # 8221


Con el aumento de la pandemia de coronavirus, justo antes del Día de Acción de Gracias llegó el anuncio de la gobernadora Gretchen Whitmer de restricciones más estrictas de COVID-19 para el estado del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan (MDHHS). Aunque la mayoría de los restaurantes y bares habían cumplido escrupulosamente con las regulaciones de seguridad y saneamiento desde su primera reapertura el 8 de junio, el estado instituyó una "pausa" de tres semanas para comer en el interior hasta el 8 de diciembre. En el momento de la publicación, la restricción parecía extenderse a al menos durante la temporada navideña.

“Las reuniones en interiores son la mayor fuente de propagación y nuestro enfoque es limitarlas drásticamente”, dijo el director del MDHHS, Robert Gordon, al explicar la decisión del departamento. “Al unirnos hoy, podemos salvar miles de vidas” y no abrumar a los hospitales que atienden a los pacientes de COVID.

La industria de los restaurantes se enfrenta a desafíos sin precedentes para mantenerse a flote. La Asociación de Restaurantes Independientes, un grupo comercial fundado durante la pandemia, estima que 11 millones de trabajadores han perdido sus trabajos desde que comenzó la crisis, así como otros 5 millones en la cadena alimentaria. Sin una intervención financiera, la asociación dijo que se podría perder hasta el 85 por ciento de los restaurantes independientes. La asociación ha presentado una demanda contra el estado de Michigan para poner fin a la "pausa".

Joe y Rosalie Vicari, dueños de los restaurantes Andiamo, confirmaron a Detroit Free Press que enviaron una carta a otros dueños de restaurantes instándolos a unirse como uno solo y abrir sus puertas desafiando a la gobernadora Gretchen Whitmer y al departamento de salud del estado en caso de que Michigan se extendiera. la pausa del comedor interior y la demanda fracasan. Invitaron a los restauradores a una reunión informativa programada para el 3 de diciembre.

"Nuestra industria no puede sobrevivir a otro cierre prolongado", escribió Vicaris en la carta.

“Miles de restaurantes y decenas de miles de nuestros empleados tampoco pueden sobrevivir”.

Los propietarios de restaurantes locales alzan su voz

Restauradores pequeños y grandes hablaron con Jewish News sobre sus negocios y el futuro de la industria de los restaurantes.

“Nuestro catering de servicio completo nos ha mantenido a flote”, dijo la copropietaria Georgia Omand de Republica, un gastropub con cocina estadounidense y mediterránea en Berkley. Su empresa familiar tiene 13 empleados. “Estamos tratando de mantener a nuestro personal empleado, no estamos ganando dinero. Desafortunadamente, este nuevo cierre se produjo en nuestra temporada de mayor actividad ".

Steve Goldberg, owner of the Stage Deli in West Bloomfield said, “We’ve done way better than expected and carry-outs have been very popular throughout the pandemic. But I’m concerned about the future of the industry. I would like to see a vibrant restaurant community.”

Owner Meskerem “Meski” Grebreyohannes of Taste of Ethiopia in Southfield said, “All is well for my family and staff, considering what is going on at this time. As for our restaurant, I don’t know about the future at this point. As of now, we are trying our best to stay open and hope for better days.”

Partner Sandy Levine of Chartreuse Kitchen and Cocktails in Detroit said, “It’s been very much like a rollercoaster through this pandemic.” He praised his staff and guests for being willing to comply with the guidelines, unlike at other restaurants. “Hopefully, the vaccine will bring us back to where things will be somewhat controlled. Our industry is going to be affected beyond this year.”

Owner Betty Sheuell of Culnatro in Ferndale said, “We believe the MDHHS emergency orders are in the best interests of the community. We do not want to put our employees or loyal customers at risk. Under quarantine rules, we can continue to service everyone safely through takeouts while diminishing the risks. We have been blessed to have a very loyal customer base who do not wish to see us fail and want to keep our unique flavors alive and well through this pandemic.”

Restrictions are “Devastating”

President Jeremy Sasson of the Heirloom Hospitality Group, whose restaurants include Townhouse Birmingham, Townhouse Detroit and Prime + Proper in Detroit, argues that the coronavirus restrictions have been devastating for the restaurant industry.

Summing up his company’s experience, Sasson said, “In the last eight or nine months, we’ve had catastrophic layoffs of employees. We’ve gone from 350 employees to 15, rehired to about 300, and now we’re back to eight employees at our organization. … This time around, there’s no economic stimulus to support workers on unemployment. After 20 weeks from the first shutdown, there’s not a lot of time left for laid-off workers to get unemployment money.

“The hidden issue in this situation is that some employees are going to be forced to look for other jobs,” he added. “We’re the only industry singled out twice in this entire year, with two shutdowns now tied specifically to restaurants. I can’t blame employees for not betting on the restaurant industry for their livelihood. There will be a gap for finding restaurant and hospitality professionals when things have come back.”

Catering has been important during the pandemic, according to partner and Executive Chef Matt Prentice at Three Cats Restaurant in Clawson. “Thankfully, because I’ve been around for a long time, we’re doing an incredible volume.”

His location in a suburban neighborhood is an advantage he does not see for many of his colleagues starting out, “or located in areas like Detroit that has seen a huge number of restaurants open but are now struggling.”

Prentice is concerned about restaurant staff, including his own 22 employees on furlough. “Shutting down restaurants and bars is an unwinnable hand for a lot of people,” he said. “How do you survive on $360 a week at the max for unemployment to pay for things at Chanukah and Christmas? People are hurting. No financial relief is in sight either.”

Bill Roberts of the Roberts Restaurant Group, whose restaurants include Beverly Hills Grill, Bill’s, Cafe ML, Roadhouse B&G and Streetside Seafood said, “The uncertainty is awful.

“Our team stuck with us through the (initial) three-month shutdown and worked hard to rebuild our business and their lives. Now their reward is to have their jobs and our business (shut down) just before the holidays.”

As a past-president of the Michigan Restaurant & Lodging Association, Roberts said he was “thrilled that our Association sued the state to ask for our industry to be reopened” (a ruling is expected Monday).

His feeling is that most of the (virus) transmissions occur at home gatherings, “where people are not distancing, nor wearing masks, like they are in our restaurants.”

With outdoor dining not going in earnest until May 1, “one needs to have a strong financial situation or government help to make it until spring,” Roberts said. “Please ask your state government to reinstate dining. And, please, support your neighborhood restaurants.”


Inside Massimo Bottura’s Gucci Osteria, the Michelin 3-Star Chef’s First-Ever US Restaurant

Alyson Sheppard

Alyson Sheppard's Most Recent Stories

Photo: Jeremy Repanich

On the top floor of the Gucci building in Beverly Hills, on a terrace overlooking Rodeo Drive, Massimo Bottura is reclining at a table tucked in the corner, letting the 72-degree sunshine radiate down on his face. After a moment, the chef of Osteria Francescana , the Italian restaurant ranked No. 1 twice by the World’s 50 Best, pops up to exclaim, &ldquoI talk to my wife, Lara, and in Modena it is cold. I don’t want to leave Los Angeles!&rdquo

Relacionado

While Bottura will have to return to chilly northern Italy eventually, for now the Michelin three-star chef has an excuse to stay: Gucci Osteria da Massimo Bottura Beverly Hills , his first restaurant in North America and his second in collaboration with the Italian fashion icon, opens Feb. 17.

In the U.S., Bottura is mostly recognized for his good-natured appearance on the Netflix show Chef&rsquos Table and the documentary Theater of Life . While in kitchens around the world, Bottura is the type of revered figure who inspires other cooks to uproot their entire lives at the mere suggestion of joining his team. Literalmente. One was working in Brooklyn not so long ago, was alerted to the new restaurant&rsquos opening and flew to L.A. the next day.

Perched above Rodeo Drive. Photo: Pablo Enriquez for Gucci

The L.A. kitchen will be helmed by chef de cuisine Mattia Agazzi he was previously the sous chef at Bottura&rsquos Gucci Osteria in Florence , his first collaboration with the clothing brand. Under chef de cuisine Karime López, the restaurant was recently awarded a Michelin star. It marked the first time a Mexican woman had ever earned a star.

López is also soaking in the California sun for the time being. She is temporarily joining Agazzi at the Beverly Hills outpost.

&ldquoAs soon as I asked Mattia and Karime to be the chef here, they jumped on the plane, they arrive immediately,&rdquo Bottura said. &ldquoThey&rsquore so talented they deserve it.&rdquo

The menu they put together is rooted in Italy, but references to other cuisines found in Southern California as well. Organic produce is procured from local farmers markets. Seafood for the Insalata di Mare is sourced fresh from Santa Barbara and lightly touched with heat, before being paired with a salad made from seaweed, red beans and saffron.

An umami bomb of tortellini. Photo: Jeremy Repanich

Playfully named and executed dishes include Pasta Fagioli With a View of the Pacific Coast, which is layered with beans, sea urchin and raw veggies Coming From the Hills pairs West Coast white trout with hazelnuts and mushrooms and Risotto Camouflaged as Pizza features creamy risotto dotted with tomatoes, basil and mozzarella.

&ldquoWhat is the essence of our cuisine? It’s looking at the past in a critical way and never in a nostalgic way,&rdquo Bottura said. &ldquoTo bring the best from the past into the future, I use this technique to sublime the ingredients, and not the ego of the chef.&rdquo

The restaurant will also serve some of the chef&rsquos signature dishes from Florence, such as the Emilia burger. The patty includes cotechino sausage and is topped with Parmigiano-Reggiano, an anchovy and caper salsa verde, and a balsamic mayo. The menu will also feature his famous tortellini, which is sauced with a simple cream made from 36-month Parmigiano-Reggiano and water.

&ldquoIf I start using butter and cream and stuff like that, your palette saturates and you don’t feel anything,&rdquo Bottura said. &ldquoBut if you use water in sauces, you just get into the heart of the product, and the flavor, the essence of the product.&rdquo

Bottura believes contemporary cuisine is as much about ethics as it is about taste and aesthetics. This is why he tries to not waste anything. Take the house pâté, for example. Its contents constantly change based on what is available in the kitchen&mdashfrom chicken to veal to beef to fish.

&ldquoCooking is an act of love, so when you cook, you take the same time and energy and really feel,&rdquo he said. &ldquoWe don’t cook just to create good food, we cook to transfer emotion.&rdquo

A dessert inspired by a Malibu Sunset. Photo: Jeremy Repanich

The 50-seat restaurant atop Rodeo Drive is as showy as the men&rsquos and women&rsquos boutiques below. It is outfitted with Gucci-patterned wallpaper, elegant red marble, plush velvet banquettes and vintage-looking place settings, many of which are inspired by his Florence osteria.

Even though Bottura&rsquos restaurant partnership with Gucci did not begin until 2018, his connection to the brand has been in the making for a lifetime: The chef grew up with Gucci CEO Marco Bizzarri in Modena. On a trip to the West Coast to visit his friend, Bottura was wandering around the flagship store&rsquos space, which was in the midst of a renovation and expansion, and stumbled upon a room full of packaging materials.

&ldquoI said, &lsquoWhat are you going to do with this storage place? Let&rsquos make another [Osteria],&rsquo&rdquo Bottura recalled. &ldquoMarco, on the other side of the phone [said], &lsquoOK, let&rsquos do it.&rsquo One year later, we open.&rdquo

Bottura is set to open a third osteria in Ginza, Tokyo. He is also planning an American expansion of his nonprofit venture, Food for Soul , which feeds the homeless and advocates for reducing and reusing food waste. He will open kitchens in New York and San Francisco later this year locations are already open in Milan, Paris and London.

&ldquoFood is an act of love,&rdquo Bottura said. &ldquoIf you don’t have passion, it’s just another food … But with passion, it goes directly into your heart and makes a difference.&rdquo


FBI raids Canadian fashion mogul following sex abuse claims

FILE - In this March 2, 2014, file photo, Peter Nygard attends the 24th Night of 100 Stars Oscars Viewing Gala at The Beverly Hills Hotel in Beverly Hills, Calif. Federal authorities on Tuesday, Feb. 25, 2020, raided the Manhattan headquarters of the Canadian fashion mogul Peter Nygard amid claims that he sexually assaulted and trafficked dozens of teenage girls and young women. (Photo by Annie I. Bang /Invision/AP, File)

NEW YORK, N.Y. – Federal authorities raided the Manhattan headquarters of the Canadian fashion mogul Peter Nygard, a search that came amid claims he trafficked and sexually assaulted dozens of teenage girls and women.

The FBI searched the designer's Times Square offices Tuesday less than two weeks after 10 women filed a lawsuit accusing Nygard of enticing young and impoverished women to his estate in the Bahamas with cash and promises of modeling opportunities.

Several plaintiffs in the suit said they were 14 or 15 years old when Nygard gave them alcohol or drugs and then raped them.

Nicholas Biase, a spokesman for the U.S. attorney's office in Manhattan, confirmed the raid but declined to comment on the investigation.

Nygard denied the sex-trafficking claims through a spokesman, calling them “fabricated and manufactured.”

“Nygard welcomes the federal investigation and expects his name to be cleared,” the spokesman, Ken Frydman, said in an email. “He has not been charged, is not in custody and is cooperating with the investigation.”

Frydman said Nygard was stepping down as chairman ofNygard companies and will divest his ownership interest. He added that Nygard doesn't want his legal battles to distract employees, who rely on the company for their livelihoods.

Nygard International began in Winnipeg as a sportswear manufacturer. Its website says its retail division has more than 170 stores in North America.

The class-action lawsuit says Nygard used his company, bribery of Bahamian officials and “considerable influence in the fashion industry” to recruit victims in the Bahamas, United States and Canada.

It alleges he plied the young women with drugs and alcohol during “pamper parties” and kept a database on a corporate server containing the names of thousands of potential victims.

Nygard's victims would have their passports taken from them when they were flown into the Bahamas, the lawsuit alleges, adding the designer “expected a sex act before he was willing to consider releasing any person” from his estate.

Frydman said authorities also executed a “search and seizure” on Nygard's offices in California. He blamed the raids on a “conspiracy” involving Louis Bacon, the billionaire hedge fund manager who owns an estate next door to Nygard's in the Bahamas.

A spokesman for Bacon declined to comment.

The New York Times reported Saturday that Bacon has been involved in an epic battle with Nygard involving tens of millions of dollars and more than two dozen lawsuits. The newspaper described Nygard's home in the Bahamas, where the women allegedly were assaulted, as “a lush retreat with sculptures of roaring lions and a human aquarium where topless women undulated in mermaid tails."

Five women who were not named in the lawsuit told The Times that Nygard sexually assaulted them in the Bahamas when they were teenagers. The newspaper said two women later recanted their claims, “saying they had been promised money and coached to fabricate their stories.”

Copyright 2020 The Associated Press. Reservados todos los derechos. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed without permission.


Author: Kim Cooper

Kim Cooper is the creator of 1947project, the crime-a-day time travel blog that spawned Esotouric’s popular crime bus tours, including The Real Black Dahlia. She is the author of The Kept Girl, the acclaimed historical mystery starring the young Raymond Chandler and the real-life Philip Marlowe, and of The Raymond Chandler Map of Los Angeles. With husband Richard Schave, Kim curates the Salons and forensic science seminars of LAVA- The Los Angeles Visionaries Association. When the third generation Angeleno isn’t combing old newspapers for forgotten scandals, she is a passionate advocate for historic preservation of signage, vernacular architecture and writer’s homes. Kim was for many years the editrix of Scram, a journal of unpopular culture. Her books include Fall in Love For Life, Bubblegum Music is the Naked Truth, Lost in the Grooves and an oral history of Neutral Milk Hotel. View all posts by Kim Cooper

Author Kim Cooper Posted on July 20, 2012 February 24, 2016 Categories Blog, Kim Tags george mann, la cienega, neon, restaurant row, signgeeks, vintage neon

Broderick vs. Broderick – the divorce trial before the murder

Divorce files are often filled with interesting information about important San Diegans, but these court documents are being sealed with increasing frequency.

Former city councilman Mike Gotch, real estate developer Terry Sheldon, former council candidate Marla Marshall, and state Senator Larry Stirling have all managed to frustrate the press by persuading judges to seal the public records of their marital disputes. But Daniel Broderick III, a prominent personal injury/medical malpractice lawyer, has gone a step further in barring public review of his lengthy and very contentious divorce proceedings.

Over the initial objections of Broderick’s former wife, his divorce lawyer persuaded a judge to ban the press and public from observing the couple’s divorce trial, which ended last Friday. Broderick also managed to avoid being photographed by leaving the courtroom through a rear exit, despite a county policy that allows such maneuvers only when there’s a “security problem” or the possibility of violent altercations. And if his ex-wife Betty is to be believed,

Broderick’s excellent legal skills and connections in the local legal community helped frustrate her efforts to hire a top-notch divorce attorney. But the absence of a lawyer hasn’t intimidated Betty Broderick: she has spent several days in county jail and been fined thousands of dollars over the past three years for ignoring court orders, and she acted as her own lawyer in the divorce trial.

Dan Broderick’s divorce attorney — Gerald L. Barry, Jr., of Mitchell, Keeney, Barry & Pike — urged Judge William Howatt, Jr., to close the Broderick vs. Broderick trial because the couple’s four children would be psychologically harmed if details of the stormy divorce were made public. That request was buttressed with three letters written by counselors familiar with the divorce proceedings. But Betty Broderick claims her former husband wanted to ban the press and public from the proceedings because “he just wants to hide what he’s been able to accomplish through his use of the legal system.” Mrs. Broderick says she wanted the courtroom doors open “on principle. I have nothing to hide, and it’s a public proceeding.”

But when Judge Howatt’s decision to bar the press and public was challenged by the Reader's attorney at a January 5 hearing, Betty Broderick reversed herself and told the judge that the courtroom should remain closed. She says her change of heart was prompted by the ability of her husband’s attorney “to turn the entire issue [of courtroom access] around and make it entirely one of whether I wanted to actively harm or not harm my children.” Judge Howatt again declined to open the courtroom, explaining that the trial was nearly completed and that it was in the children’s best interest to keep it closed.

A “Courtroom Closed” sign was taped to the door, and no notice of the trial was listed on the court calendar or published on the back pages of the Daily Transcript legal newspaper, as is routine. los Broderick vs. Broderick divorce file has been sealed, and even Judge Howatt was unable to gather the complete file for review before the trial started December 27. “I have pieces of things, but apparently some of it is missing,” the judge said last week.

Still, the four-year-old divorce case is hardly a secret. Betty Broderick has spoken about her legal travails at a public meeting of HALT, a citizen’s group critical of the U.S. legal system, and she has talked openly about the case to her La Jolla friends and to interested reporters. She also asked some of the city’s leading divorce lawyers to handle her case, so word of the tumultuous proceedings has spread through the legal community. And Dan Broderick sat for a 90-minute interview with two reporters last year.

Betty Broderick first went looking for legal help in 1985. The couple’s 16-year marriage was collapsing, and several months later Dan Broderick would file for divorce. Betty Broderick says she quickly eliminated some of San Diego’s best family-law specialists from consideration, including S. Michael Love, Rex Jones III, and Gerald McMahon, because they were friends with her husband. Ned Huntington, a top divorce lawyer who last year succeeded Dan Broderick as president of the county Bar Association, was also off the list. (“I wouldn’t even waste my dime because I knew they were too tight,” she said in an interview.)

Mrs. Broderick did call another illustrious divorce lawyer, Thomas Ashworth, but she claims he turned her away with the explanation that he would soon be appointed to the family-law bench. Mrs. Broderick learned soon after that Ashworth was representing her husband. Ashworth resigned the case after he was given a judgeship and says he doesn’t remember Betty ever asking him to represent her, but he acknowledges that he probably would have declined her case “because Dan is somewhat of a friend.”

Though other well-respected divorce lawyers turned her away, Mrs. Broderick eventually did secure representation by a succession of attorneys, including Tricia Smith of Del Mar and Daniel Jaffe of Beverly Hills. But her association with each one ultimately ended, and there’s ample evidence that her inability to hold on to a good lawyer has been much her own fault. Though she received $118,000 a year in alimony and child-support payments from her ex-husband, she complains that she couldn’t afford their services. (She gave one lawyer a gold and diamond necklace in lieu of a cash retainer fee.) And while she claims that Jaffe, the Beverly Hills attorney, stopped representing her within six months because Dan Broderick wouldn’t honor his promise to pay Jaffe’s retainer, Jaffe disputes her allegation.

Betty Broderick’s behavior itself has frustrated the divorce proceedings. After the Brodericks had agreed to sell their La Jolla home in early 1986, Betty balked at the last minute, forcing Dan’s lawyer to obtain an emergency court order to sell the house. And though Mrs. Broderick holds out that incident as evidence of Broderick’s masterful ability to manipulate the court system, her lawyer at that time says he was disgusted with Betty’s actions. “I wanted out,” attorney Jaffe recalls. “I got her far more money for the house than she was entitled to get, [but] she wouldn’t follow my advice.” She later stymied an agreement to have the divorce mediated by purposely misspelling her name on the mediation contract.

The divorce proceedings have been marred by other spectacular incidents. After the court-ordered house sale was completed, Betty Broderick rammed her car through the front door of her former husband’s Hillcrest home. Though the couple’s divorce became official in July 1986 (last week’s court hearing covered the issues of alimony, child support, and custody), she was later sentenced to a month in the Las Colinas woman’s prison for repeatedly harassing her ex-husband, and he once deducted $5000 from her monthly alimony payments because she trespassed on his property and used offensive language in front of the couple’s children.

Dan Broderick hauled her back to court last May on similar harassment charges, and though he urged Judge Tony Joseph not to throw her in jail, he didn’t protest the $8000 fine the judge levied against her. At that hearing, held in open court,

Judge Joseph also chastised Dan Broderick for misusing the court system. “Don’t file any more contempts unless you’re prepared to have her [Mrs. Broderick] sentenced,” the angry judge warned.

The stakes in last week’s divorce trial were much higher. Betty Broderick is seeking more than $250,000 in annual alimony/child support payments from her husband, whom she has said earns upward of $1 million a year. (Mrs. Broderick has said she needs the money to finance a budget that includes payments on her La Jolla home, $31,000 yearly for “clothes and accessories,” and almost $6000 worth of “travel and education.”) But she had no lawyer to represent her. She argued the case herself, accompanied only by a woman she met a HALT meeting.

Because the court proceedings were closed, it’s unclear what Dan Broderick’s lawyer urged the judge to do on the alimony and child support matters, but Mr. Broderick’s lawyer last year stated that payments of $9000 monthly for a year, followed by $5000 a monthly for five more years, would be fair. And a 1987 settlement offer drawn up by Broderick’s attorney notes that Broderick has already paid more on community debts and cash advances to Betty than half their property is worth. In fact, she owed him $835,601.81 at that time, the settlement offer stated.

Judge Howatt said this week that he’ll issue his decision in the Broderick case January 30. But that ruling probably won’t bring the divorce to its conclusion. “It’s going to resolve some community property issues, but it’s not going to end this thing,” Dan Broderick has said. “It’s not going to end until one of us is gone.”


Ver el vídeo: Beverly Hills se convierte en la primera ciudad en prohibir la venta al por menor de productos de ta (Enero 2022).